Siguen este blog

lunes, 27 de marzo de 2017

Alcaldes culpables de complicidad con la tiranía y el genocidio


¿Hasta dónde alcanza en los hijos neodemócratas la culpa de sus padres franquistas? ¿Hasta dónde la ignorancia interesada y la equidistante complicidad de los desclasados calientaescaños aspirantes a embarcar en el ascensor social no debe ser interpretada como culpable transigencia con los linajes cómplices del criminal fascismo?

Parece un acertijo pero para ayudar a su interpretación, desvelo que me refiero a las responsabilidades familiares de las estirpes --o de algunos de sus esquejes-- de diversos domecqs, primosderiveras, gonzález, moras y de muchos señoritingos capitalistas más de Jerez de la Frontera, por las culpas de los crímenes inconfesados cometidos por muchos de sus padres y/o abuelos. Y la respuesta al trabalenguas ideológico es meridianamente clara: los hijos, las hijas, las generaciones futuras no heredan las culpas de los padres y quedan exonerados de toda carga penal sobre las mismas, pero no de sus responsabilidades éticas y morales --¿y patrimoniales?-- pues las haciendas familiares de muchas de ellas, el confort, el acomodo y el desahogo que disfrutan por nacimiento secularmente se asientan en la explotación del más débil y se fundamentan en el lujo y en la fortuna que atesoraron sus progenitores después de 40 años de trato pivilegiado y preferente recibido del criminal y asesino régimen al que tan interesada y entusiasmadamente servían y del que se servían para medrar. Más es precisamente ese fundamento primario en la sangre, en el dolor y en el sufrimiento de otros el que ocasiona que los descendientes que nadan en la abundancia arrebatada por sus mayores a la Res Pública y a los explotados de donde procede debieran pagar un peaje social entonando al menos un sentido mea culpa.

Muchos se dan golpes de pecho, besan manos, visten de riguroso terno enlutado en sanviernes y sansábados y comulgan, pero olvidan que sus pies y los de los hijos y nietos chapotean en los profundos fangales de sangre y barro que sus padres y abuelos contribuyeron a cavar. Y a que rebosaran. Más si no en esta vida quizás sí en la siguiente, con suerte el espíritu ancestral del Arquitecto Supremo del Universo les exija algún día saber dónde quedó su examen de conciencia, a dónde fue a parar el dolor por el pecado de sus mayores, cómo se manifestó su propósito de enmienda, quién fue aquel ante el que confesaron sus errores --un arrepetimiento público hubiera sido más conforme a la ética judeocristiana-- y cómo van a cumplir su autoimpuesta penitencia.

Pero todo esto es sólo un jodidamente increible cuento de hadas que a nadie engaña. A la postre, el ciclo vital continúa. Las generaciones siguientes mantienen privilegios, los consolidan y repiten el método reescrito por sus ancestros de manera que, viéndolas cuarenta plácidos años después de aquellos otros terroríficos cuarenta años de muerte y plomo, aún hoy apenas nos es posible distinguir a la astilla del palo del que se desgajó. Pues, ¿a quién va a causar sorpresa esta inacción filial cómplice con la criminal acción paterna? A nadie, pues desde hace dos centurias, en España y en Jerez se ha venido practicando con desvergüenza criminal el exterminio de progresistas e izquierdistas para beneficio de los que siempre mandan y escarnio y liquidación de los que siempre han obedecido bajo el terror y la opresión, que no por otra causa. Que no por otra. La Plutocracia castiza jerezana, la misma que viste y calza por nuestra calle Larga, ¡España Jerez!, apoyada por la Oligarquía local, reforzada por las armas de los Uniformados traidores, con el marchamo de calidad otorgado por la Monarquía y el criminal nihil obstat espiritual de la Iglesia Católica han venido siendo responsables de una enorme matanza genocida de opositores y disidentes en toda España, liberales jerezanos del XIX, también marxistas, anarquistas y sindicalistas jerezanos del XX. 600 de ellos cayeron hace un suspiro en el último reparto gratuito de muerte inapelable contra todo aquel proletario al que se le ocurriera asomar las orejas en este feudo bodeguero y medieval.

Claro está, todo ello respondiendo a una planificada acción de conjunto. En el pasado más reciente, durante la mal llamada guerra civil, el fascismo español efectuó deliberadamente un genocidio eugenésico que rompió por exterminio de la generación adulta de rebeldes e insumisos izquierdistas la herencia ética, idearia y cultural que de ellos debiera haber recaído en sus hijos y nietos. Y una de las consecuencias colaterales de esta violencia extrema, una cualquiera pero fundamental, es que quienes hoy mandan, trabajan y disfrutan de los beneficios de este neoliberalismo destructor en nuestra ciudad --y en cualquiera otra, oiga-- son los herederos genéticos, patrimoniales, ideológicos y económicos de aquellos mortíferos criminales. Y esa es la razón última por la que la Derecha rancia se opone a dignificar acá y allá, pero también aquí, la memoria y el ejemplo de los asesinados, presos y represaliados. ¿Pretendíamos acaso los memorialistas jerezanos o españoles que los poderosos asumieran sus delitos, renunciaran a sus riquezas, rehabilitaran viejos idearios y cambiaran por ello el modelo de Estado y el de Sociedad?

Muchos nos reconocemos hoy un tanto ilusos e ingenuos. Sabíamos que la lucha por la memoria iba a ser dificultosa, pero no que nos fuéramos a encontrar con tanta agresiva inquina para escándalo de algunos, amparada por gobiernos culpables y respaldada por jueces prevaricadores.¿Qué margen de actuación nos queda a nosotros, las víctimas de tamaño abuso? Apenas ninguno. Sólo el triste pero justificado ejercicio del inexistente Derecho al Pataleo, que debiera estar exento de responsabilidad en el mordazero Código Penal vigente. Así, el único espacio que los poderes públicos nos dejan es el de la denuncia y el de la pedagogía social en los escasos refugios de libre expresión que aún restan --como es éste, donde escribo--, buscando ilusoriamente que cada vez seamos más los que exijamos que impere la Justicia y se termine con la prevalencia del crimen y con la impunidad de los beneficiarios de la dolosa culpa, en segunda, tercera y cuarta generación.

¿Y qué hacemos, mientras esperamos infructosamente a que llegue ese día en el que nos dolemos de la vida hasta creer, en el que ha de llover a cántaros, en el que tiene que llover?

Post Scriptum: debiera ser éste el remate del artículo a modo de redondo punto final, pero no puedo dejar escapar la ocasión para emplazar públicamente --y exigir-- al Gobierno municipal, al Excelentísimo Ayuntamiento de Jerez de la Frontera y al Pleno consistorial a que apliquen de forma sumarísima las Leyes de Memoria Histórica y Democrática andaluza y estatal y a que revoquen la denominación y pongan fin a la humillación pública que supone para el pueblo democrático de Jerez la persistencia en el nomenclátor municipal de avenidas y glorietas aún nominadas bajo la advocación de alcaldes franquistas y/o falangistas que oficiaron de colaboradores o cómplices del criminal régimen represor: Juan del Junco y Reyes, Antonio Mateos Mancilla, Álvaro Domecq Díez, Tomás García Figueras, Miguel Primo de Rivera y Urquijo y Manuel Cantos Ropero. Suele la voz popular alabar en su descargo su benefactora construcción de viviendas sociales, pero precisamente por su poder y desde su posición todos ellos –en distinta medida, eso sí, pero todos-- colaboraron, toleraron, consintieron, apoyaron, no hicieron nada para impedir o se convirtieron en cómplices por acción u omisión de la tiranía que impedía el ejercicio de reunión, reprimía manifestaciones, perseguía la libre expresión, colaboraba con Falange y ayudaba a fortalecer un sanguinario régimen de terror. Autoritarios unos, tecnócratas otros, ellos dábanse de golpes en el pecho en iglesias y casetas de Feria mientras 600 jerezanos eran asesinados o sus huesos se pudrían en cunetas; inauguraban viviendas mientras cientos de sus paisanos purgaban sus culpas en las cárceles; alternaban en fiestas y saraos con lo mejor de nuestra burguesía mientras decenas de miles de convecinos vivían en el miedo a la Dictadura. Y ahora que resurgen los abrazafarolas apostólicos realpolitikistas de la "reconciliación" (léase Rodríguez de la Borbolla, por ejemplo) que loan por su supuesto posibilismo protodemocrático a estos alcaldes y concejales cómplices y beneficiarios de la tiranía mientras cierran los ojos ante su complicidad con el crimen, es hora ya de concluir el debate con imágenes, que valen tanto como las mil palabras precedentes:


Fig.1.: --"¿Cómo se formó aquella columna?". --"Fue una cosa espontánea que surgió de la necesidad del momento, de la escasez de fuerzas militares con que contaba el general Queipo de Llano. Eran necesarias tropas que se lanzasen a la Sierra para impedir la creación de núcleos que contrarrestasen el Alzamiento, y nosotros, los "señoritos", con los campesinos, pescadores, estudiantes, cantaores y bailaores empuñamos las pocas armas que nos entregó el general Queipo, organizando la Columna "Mora". --"¿Qué nombres conocidos se alineaban en ella?". --"Varios. Entre los "señoritos" estaban los Domecq, los González, los Romero Abreu, mis hermanos, etc.”. Entrevista a Manuel Mora Figueroa, jefe de la Columna asesina franquista que causó el genocidio en el Marrufo, El Bosque y toda la Sierra de Cádiz ABC. 28 septiembre 1961. Fuente: ABC


Fig. 2.: Por el Ejército salvador de la Patria y por su más pronta reconquista, el marqués de Domecq, Manuel González Gordon, José de Soto, Manuel Montenegro, el conde de Peralaja y José Izquierdo presidían la comisión encargada de recoger fondos para la aviación militar golpista contra el Estado y el Gobierno de la República Española. Fuente: todocoleccion.net



Fig.3.: El Marqués de Domecq, tesorero de la comisión de socorro a familias de combatientes golpistas contra el Estado y el Gobierno de la República Española. Fuente: todocoleccion.net

Fig.4.: Los sindicatos falangistas, forzaban a las empresas a que descontaran a cada trabajador 1,00 pesetas para adquirir un bastón de mando y un álbum de firmas de adhesiones como homenaje al alcalde de Jerez, Excmo. Sr. D. Álvaro Domecq Díez. Fuente: todocoleccion.net



Fig.5.: La casa Domecq al asesino Franco, con el etiquetado especial de un embotellado de Botaina como homenaje al sanguinario dictador. Fuente: todocoleccion.net



Fig.6.: Cádiz 9 septiembre 1957. Escoltado por camisas azules falangistas, el empresario, rejoneador y hasta ese momento alcalde de Jerez Álvaro Domecq jura su cargo como nuevo presidente de la Diputación de Cádiz. Fuente: EFE



Fig.7.: el alcalde de Jerez Álvaro Domecq Díez y la hija del dictador Franco, marquesa de Villaverde, paseando juntos por la Feria. Fuente: todocoleccion.net



Fig.8.:Son numerosísimas las fotografías en las que Álvaro Domecq aparece compartiendo alegrías y complicidad con el dictador asesino Franco. Ésta es sólo una, correspondiente al 24 de mayo de 1954 de Madrid, en el Hipódromo de la Zarzuela. Fuente: EFE



Fig.9.: Tanger. 17 de junio de 1940. El Secretario General del Alta Comisariado franquista en Marruecos Tomás García Figueras presencia un desfile de tropas indígenas, junto con el ministro de España Manuel Amieva y el comandante en jefe de la Gendarmería Internacional De Miguel. En la semblanza biográfica escrita por uno de los sobrinos de García Figueras en la página web de la Biblioteca Nacional de España, puede leerse que este militar y alcalde de Jerez “como experto en el Norte de Africa, formó parte del equipo que en 1940 y dirigido por Ramón Serrano Suñer preparó la entrevista Franco-Hitler” en Hendaya. Fuente: EFE


Fig.10.: Jerez, 10 de septiembre de 1963. El alcalde de Jerez Tomás García Figueras, presidiendo un acto acompañado del ministro franquista Lora Tamayo, el gobernador civil Guillén Moreno, la Delegada de la falangista Sección Femenina Pilar Primo de Rivera y el presidente de la Diputación Provincial Álvaro Domecq Díez. Fuente: EFE



Fig.11.: Sobrino del fundador de una banda terrorista armada responsable en Jerez de cientos de asesinatos y nieto de un golpista dictador, siendo alcalde de Jerez de la Frontera y vestido con camisa azul mahón falangista llegó Miguel Primo de Rivera y Urquijo a realizar en junio de 1967 un discurso de exaltación de la tiranía y el golpismo, del que podemos extraer estas perlas: "...En estos momentos cruciales para nuestra futura vida política, seguimos estando dispuestos a servir a España, una vez más, por los cauces de la doctrina que fundó José Antonio Primo de Rivera, para que los esfuerzos realizados y las metas alcanzadas no se derrumben como castillo de naipes ... Después de 30 años ha aparecido una nueva generación que comprende y sigue a José Antonio, entre los que me cuento ... Cuando me preguntan en qué línea política me hallo, replico sin pestañear y con énfasis: "¿En qué línea? En la de España, en la de la unidad de los hombres, las clases y las tierras de España, en la línea de José Antonio y en la de todos los que lucharon y cayeron por la Patria, vestidos con una camisa [azul falangista] o con una boina [carlista] ... Esta camisa [azul] sirvió para que una juventud quemara sus mejores energías y entregara lo mejor de la vida y ella misma durante los tres años de Cruzada; ella fue como un gigantesco monumento erigido en las inmensas estepas de la Ruia Soviética a las razones que inspiraban nuestro anticomunismo ... No vamos a incurrir en el error de participar en la reconstrucción de una democracia liberal, apoyada en los partidos políticos y en la variedad sindical, porque esto sería replantear otra vez el clima de la guerra civil ... La Familia, el Municipio y el Sindicato como esquemas principales de representación están vigentes y [es] el Movimiento el que debe ofrecer al pueblo español... todas las formulas de representación políticas ... El tributo máximo que podríamos ofrendar a Dios y a España [sería] entregarle la Patria y el pueblo indisolublemente unidos en un abrazo fraterno y amoroso, entrañable y cordial para realizar esa Unidad de Destino en lo Universal ... Nosotros...nos comprometemos sagradamente a cumplir con el deber. Yo personalmente ofrezco mi persona y mi apellido... ¡Arriba España! ¡Viva Franco!". Fuente: PUEBLO


Fig.12.: Mota del Cuervo, Cuenca, 4 de junio de 1967. El alcalde de Jerez Miguel Primo de Rivera y Urquijo pronuncia un discurso. Hoy, en 2017, ese falangista antidemocrático designado directamente por Franco como Alcalde y como Consejero Nacional del Movimiento, luego reconvertido en monárquico neodemocrata juancarlista, conserva honores públicos, mantiene su retrato en la galería noble del Consistorio y presume de una glorieta con su nombre. Fuente: EFE


Fig.13.: Palacio de El Pardo. Madrid, 14 de noviembre de 1967. El alcalde de Jerez Miguel Primo de Rivera jura su cargo como Consejero del Movimiento falangista ante el Jefe del Estado Francisco Franco y ante el ministro falangista Solís Ruiz. Fuente: EFE



Fig.14.: Jerez de la Frontera, 30 de octubre de 1970. El alcalde de Jerez Miguel Primo de Rivera y Urquijo acompaña al sanguinario dictador Francisco Franco durante una visita a la ciudad. Fuente: EFE


Fig.15: Jerez de la Frontera, 30 de octubre de 1970. El alcalde de Jerez Miguel Primo de Rivera y Urquijo pronuncia un discurso de homenaje y bienvenida al sanguinario dictador Francisco Franco durante una visita a la ciudad. Fuente: EFE



Fig.1: el Consejero Nacional de Falange y procurador en Cortes Miguel Primo de Rivera Urquijo durante los actos de homenaje a Franco con motivo del XXXIX aniversario de su nombramiento como Jefe Estado. En la foto, aparece acompañado de destacadísimos franquistas y/o falangistas como Girón de Velasco, Oriol y Urquijo, Salas Larrazabal, Silva Melero, Lora Tamayo y Rodríguez de Valcárcel. Fuente: EFE



Fig.16.: Jerez, lunes 19 de abril de 1971. El ingeniero Manuel Cantos Ropero toma posesión de la Alcaldía de la ciudad, asume la Jefatura Local del Movimiento de Falange Española de las JONS en Jerez y jura fidelidad a los Principios del Movimiento y a sus jefes provincial y nacional. Fuente: ABC

3 comentarios:

Loam dijo...

Moreno Galván no pudo reprimirse a la hora de denunciar la hipocresía de esos poderosos que se escudan en el cristianismo y la civilización para cometer sus crímenes.

Ser buenos y no pequéis
Y andar y vivir conforme
Porque es voluntá de dios
De que haya ricos y pobres.

Vinieron años de jambre
Y rezaban cada día,
Plegarias y más plegarias,
Por los que de jambre morían.

En medio de esta desgracia
Ellos que estaban en tó,
Costearon con gran luto
Un gran altar pa el señó.

http://www.cosasdeandalucia.com/web/index.php?option=com_content&view=article&id=3426:francisco-moreno-galvan-y-su-mutilacion-su-obra-y-pensamiento-desde-hoy&catid=63:nuestra-gente&Itemid=242

Estos versos podrían aplicarse a la mismísima y vergonzosa "Transición", trampa urdida por los criminales para perpetuarse en el poder.

thạch phạm dijo...

This information is impressive; I am inspired with your post writing style & how continuously you describe this topic. After reading your post, thanks for taking the time to discuss this, I feel happy about it and I love learning more about this topic.. hoa lan ho diep | civil engineering outsourcing | Outsourcing land development services

Anónimo dijo...

En Argentina existe uan asociacion de hijos y nietos de los verdugos y torturadores de la represion militar argentina de los años 70.
Muchos son de ideologia contraria a la de sus padres y abuelos verdugos, incluso ya lo eran entonces, y realizan su catarsis personal denunciando los barbaron hechos de sus familiares.

Algo asi habria que hacer en España, no?.