Siguen este blog

viernes, 3 de julio de 2015

Asesinos y herederos ideológicos que siguen rentabilizando sus criminales actos de muerte: La Memoria al servicio de la Jusicia. Día 184

Al calor de la lucha griega por la dignidad y la recuperación de la soberanía de los pueblos del sur frente al dominio de las potencias centroeuropeas deudoras de reparaciones de guerra multibillonarias nunca pagadas a Grecia y a España, escribía yo ayer en la entrada OXI: Los mismos asesinos, los mismos invasores, los mismos amos. Grecia y España, la Memoria de dos pueblos libres al servicio de la Justicia contra el ocupante nazi acerca de las masacres de población civil y las destrucciones sin cuento que los aliados nazis y fascistas de los sublevados provocaron en las ciudades de la retaguardia republicana, convertidas por designio expreso de Franco en primera línea de frente y teatro de guerra en el que había que sembrar el terror y la muerte. En la memoria de sus pobladores permanecerán para siempre como un recuerdo indeleble los horribles bombardeos, que eran constantes y diarios en las calles y casas de Madrid y Barcelona. Los resultados de tanta reiteración criminal en las dos mayores ciudades españolas fueron decenas de miles de ancianos, mujeres y niños muertos, que llenaron sus depósitos, morgues y fosas comunes.

Pero también comentaba ayer sobre los devastadores efectos sobre la población que tuvieron los ataques en Tarragona, Valencia, Alicante, Málaga, Bilbao, Gijón, Avilés, Almería, Jaén... y en Lérida, en Lleida. Siguiendo órdenes del sanguinario Franco, en muchas ocasiones sufrió la ciudad los ataques del enemigo nazi y fascista, pero de la memoria colectiva de los leridanos nunca desaparecerá el horrendo recuerdo de los bárbaros bombardeos de los que fueron victimas el 2 de noviembre de 1937 y el 27 de marzo de 1938. En el primero, 9 bombarderos italianos Savoia transformaron en pocos segundos la pacífica ciudad "en un infierno y sus calles en un campo sembrado de cadáveres". Bombas en la calle Mayor, en el Banco de España, en el Mercado de San Luis, bombas por toda la ciudad... y bombas en el Liceo Escolar. Allí, los explosivos fascistas italianos demolieron el edificio con cientos de niños en su interior. 60 de ellos murieron entre los escombros. Y también bombas en el Puente Viejo sobre el río Segre. Certera fue una que cayó sobre un autobús abarrotado de viajeros que lo cruzaba en ese mismo instante. Ninguno de ellos sobrevivió. Miles de heridos y más de 250 muertos llenaron los hospitales y el depósito de la ciudad.

Tan aterrador fue este bombardeo italiano de noviembre del 37 como horripilante fue el emprendido por los nazis el 27 de marzo de 1938 siguiendo órdenes del Estado Mayor de Franco. 30 Heinkel de los asesinos de la Legión Cóndor aplastaron y laminaron Lérida durante dos horas, masacrando a su población civil.

Pero es aquí donde hago hilazón entre esta barbarie fascista y nazi ordenada por Franco contra la Lérida republicana, con mi reiterada argumentación de que los sublevados y la dictadura militar que se dedujo de sus criminales actos modificaron para siempre la historia, reescribieron aquel presente y alteraron irremisiblemente el futuro y las memorias documentales colectivas. Cuando los franquistas entraron en la ciudad tras su cruentísima toma en abril de 1938 (900 muertos entre sus filas y unos 4.000 entre los leales), hicieron desaparecer del Registro Civil los libros de defunción en los que se anotaban las filiaciones y características antropológicas de los asesinados durante los bombardeos y también quemaron todos los ejemplares que pudieron encontrar del diario local HP en los que figuraban listas nominativas con la identificación de las víctimas. Pero ese afan liquidador de la Hstoria no fue óbice para que al cabo de los años el oficial mayor del Registro recordara que había inscrito la identificación de unos 300 muertos por el bombardeo del 37 y para que los jesuitas locales escribieran en su "Memoria de la Casa de Lérida" lo siguiente sobre el bombardeo del 38: "Pero toda resistencia quedó rota ya el mismo día 27, domingo de tristes recuerdos para Lérida. Después de comer, unos 30 aparatos de bombardeo, con entero dominio del aire y sin ser hostilizados, se dedicaron a machacar la ciudad por espacio de dos horas. Los efectos fueron terribles; se habla de 400 bajas; sólo en las cercanías de nuestra casa, a la vista se pueden contar ocho edificios destruidos, en algunos de los cuales murieron familias enteras. (...) Quedan todavía muchos sin desenterrar porque es un suicidio acercarse a los edificios destruidos con vigas colgantes que se sostienen como de milagro".

70 años después, pululan en Lérida y en todo el Estado español los que ignoran aquella barbarie e incluso los negacionistas que apasionadamente refutan la realidad y deniegan la fiabilidad y verosimilitud de estas historias de agonía y martirio. Contra ellos, sólo podemos oponer nuestra constancia en difundir y compartir la Verdad, nuestra voluntad de hacer Justicia y nuestro exigencia de que haya Reparación, para así evitar que los asesinos y sus herederos ideológicos sigan rentabilizando sus criminales actos de muerte.



Fotos: víctimas de los bombardeos de Lérida del 3 de noviembre de 1937. Imágenes obra de Agustín Centelles. Fuente: museoreinasofia.es. Textos: elaboración propia, si bien bastantes datos cuantitativos y las frases entrecomilladas proceden de "España en llamas. La guerra civil desde el aire", obra de Josep María Solé Sabaté y Joan Villarroya en "Temas de Hoy".

jueves, 2 de julio de 2015

OXI: Los mismos asesinos, los mismos invasores, los mismos amos. Grecia y España, la Memoria de dos pueblos libres al servicio de la Justicia contra el ocupante nazi. Día 183

Esos alemanes, esos mismos o sus nietos y nietas que hoy pretenden dar lecciones de ética financiera al noble pueblo griego mientras oprimen su cuello bajo la bota de la extorsión económica; esos mismos alemanes que imponen condiciones leoninas e inasumibles para que los griegos devuelvan con su hambre, su precariedad y su muerte los préstamos que nunca pidieron al comprar los tanques y aviones alemanes que nunca quisieron tener; esos mismos alemanes que determinan cómo han de funcionar los mercados y las transacciones financieras de los pueblos del sur, para que sea el centro y el norte quien siga prevaleciendo y superviva a la debacle de la Unión Europea; esos mismos alemanes que maquillaron la realidad para que nuestros políticos portugueses, griegos y españoles de toda especie, gañanes locales de la selecta oligarquía europea, nos obligaran a asumir la devaluación de nuestra economía para convertirla en tributaria y dependiente de la alemana; esos tiranos alemanes que tratan con desprecio a los mismos pueblos del sur a los que explotan; esos alemanes que quieren seguir dominando la escena económica y política continental obligándonos a privatizar servicios públicos esenciales para beneficiar a sus empresas transnacionales, coaccionándonos para que sus todopoderosas industrias del automóvil o del diseño de componentes se conviertan en oligopolísticas y amenazándonos con corralitos, catástrofes y caos; esos alemanes que expolian nuestro dinero y nuestras riquezas son...

- los que se niegan a pagar las obligadas reparaciones de guerra a los Estados griego y español,

- los que provocaron en Grecia más de medio millón de muertos por ataques, bombardeos, hambrunas y atrocidades contra la población desarmada; y también son...

- los que ocasionaron decenas de miles de muertos en Madrid con sus cientos de bombardeos letales realizados exclusivamente sobre zonas habitadas sólo por población civil desde noviembre de 1936 y durante todo el desarrollo de la batalla por la capital hasta bien entrado 1939,

- los que aniquilaron a las tropas leales a la República atacando sus posiciones durante la batalla del Jarama,

- los que destruyeron líneas, frenaron el empuje y exterminaron a los republicanos durante la batalla de Brunete,
 

- los que causaron la matanza y destrucción de la ciudad de Guernica con 1600 muertos y 900 heridos,

- los que liquidaron a los leales a la República en las batallas de Teruel, Ebro y en todas las acciones fascistas de guerra en Aragón,

- los que masacraron a los últimos resistentes militares y ametrallaron sin piedad las columnas de civiles en fuga durante la batalla de Cataluña,

- los que bombardearon a la población civil de Cartagena (Murcia),

- los que experimentaron con nuevas armas sobre la población de Benassal, Ares del Maestrat, Vilar de Canes, Albocàsser y otras poblaciones valencianas del Alto Maestrazgo, con el resultado de centenares de muertos y heridos,

- los que destruyeron infraestructuras y causaron gran mortandad entre civiles y militares con bombardeos sobre Trubia (Asturias) y Reinosa (Cantabria),

- los mismos que deliberadamente provocaron cientos de muertos y heridos, la mayor parte mujeres y niños, durante el bombardeo de Bilbao del 18 de abril de 1937; durante los masivos bombardeos sobre zonas pobladas cercanas al Cinturón de Hierro; durante los ametrallamientos con cazas en vuelo rasante de las columnas de civiles que huían de Bilbao a Santander; durante los bombardeos sobre las ciudades y puertos de Gijón y Avilés; durante el bombardeo de Almería del 31 de mayo de 1937 con medio centenar de civiles muertos; durante el bombardeo de la ciudad de Jaén el 1 de abril de 1937 con 150 muertos y 300 heridos; durante el bombardeo de Lérida del 27 de marzo de 1938 con 500 muertos,

-
y los mismos que ametrallaron y asesinaron a miles de civiles desarmados e indefensos durante los reiterados y repetitivos ataques sobre Tarragona, Barcelona, Reus, Valencia, Sagunto, Alicante, Málaga, Castellón y Reus, Valls, Espluga de Francolí, Falset, Marsá, La Ametlla, Cambrils, Hospitalet del Infante, Vandellós, La Ampolla, Altafulla, Perelló, Sitges, Santa Margarita y Monjós, Rosas, Palamós, San Vicente de Calders, Vendrell, Gandía, Denia, Torrevieja, Mahón, Aguilas, Alcoy, Cullera, Sitges, Villanueva y Geltrú y Vilafranca, Manresa, Vich, Manlleu, Martorell, Monistrol de Montserrat, Granollers, Arenys de Mar, Malgrat, El Masnou, Premiá de Mar, La Garriga, etc., etc., etc.

No es posible aportar aquí una relación exhaustiva de las cientos de poblaciones dañadas o destruidas por los nazis alemanes en España. Las mencionadas líneas arriba son sólo una simple muestra del resultado de la barbarie nazi alemana en nuestro suelo. Tampoco puede establecerse un censo nominativo con la filiación de cada muerto y cada herido español y griego por intervención de las alimañas nazis alemanas. Y menos todavía es factible realizar una valoración en euros contantes y sonantes de hoy, sobre a cuánto equivaldría la cuantía monetaria de la reparación de guerra económica que el Estado alemán del XXI --como responsable civil subsidiario-- debiera abonar a España y a Grecia como compensación por sus brutalidades, sus salvajadas y sus crímenes del XX. Pero tengo por cierto que no hay en el Bundestag ni en el Deutsche Bundesbank ni en todos los bancos privados y públicos alemanes el suficiente oro, los necesarios euros, la obligada capacidad crítica y la preceptiva vergüenza para pedir perdón a los pueblos griego y español, para repararles el daño causado, para hacer el preciso propósito de enmienda y para asumir la necesaria penitencia por tanta soberbia daniña, por tanto engreimiento y por tanto ultraje y menosprecio cometido sobre pueblos y naciones libres.


 Fuente: angeloprey blogspot com

Fuente: jadonceld.blogspot com

Fuente: vidaytiemposdeljuezroybean.blogspot.com

 Fuente: pinterest.com


Fuente: memoriarepressiofranquista.blogspot com

La Memoria es frágil. Hemos olvidado con premura el terror que sintieron nuestros abuelos y padres y el daño que padecieron a manos de los germanos nazis. Canjeamos los euros que nos dejan los alemanes por los coches que nos venden y cual catetos, admiramos su supuesto empuje emprendedor --algo de culpa tuvo el plan Marshall y la contención capitalista a golpe de dolar frente al enemigo soviético que estaba a las puertas-- y su proverbial eficiencia, más bien sólo aparente. Pero es hora de rescatar datos públicos y recuerdos privados. Es hora de hacer balance y evaluar si debieramos seguir secuestrados en este club europeo que presiden los herederos y beneficiarios de los asesinos de nuestros padres. Es hora de que nos plantemos, de que apoyemos a los griegos en su voto del NO! OXI y de que comencemos a caminar por la senda que ellos ya transitan.

Cartel que combina el NO! en el Referendum del domingo con el 28 de octubre de 1940, fecha en la que a las seis de la mañana las fuerzas del Eje penetraron en Grecia desde Albania y comenzaron la funesta invasión y ocupación del país.

Y es hora ya de que abandonemos esa moneda única que tanta pobreza nos ha traído, de que condonemos al pueblo griego la parte española de su deuda, de que exijamos el pago inmediato de las reparaciones de guerra que Alemania debe a España y Grecia y de que establezcamos nuevas alianzas que nos permitan, si no recuperar riqueza y bienestar, si al menos algo de la Dignidad y la Soberanía que los Nazis, los Franquistas y los plutócratas para los que éstos trabajaban robaron para siempre al pueblo español hace 70 años sembrando nuestras tierras de cadáveres de hombres, mujeres y niños inocentes.

miércoles, 1 de julio de 2015

Forzados y esclavos al servicio de sus asesinos: La Memoria al servicio de la Justicia. Día 182

Como bien saben los lectores fieles, y también los incorporados a destiempo pero que con sus singladuras se han ganado el título de patrón navegante entre las cientos de entradas de TODOS LOS ROSTROS, el trabajo forzado de los prisioneros republicanos convertidos por los franquistas en esclavos al servicio de su dictadura es un tema recurrente en esta página. Buena muestra de ello pueden ser, por ejemplo, las siguientes entradas:
 


Esclavos. El faraón franquista y sus sicarios convirtieron a los resistentes en trabajadores forzados durante decenios. http://todoslosrostros.blogspot.com.es/2015/03/esclavos-el-faraon-franquista-y-sus.html

Esclavos republicanos al servicio de la eterna oligarquía.
 http://todoslosrostros.blogspot.com.es/2015/03/esclavos-republicanos-al-servicio-de-la.html






Sólo dos deseos, el Anarquismo y descansar junto a la tumba de su hermano: La Memoria de Canuto Marcos.
http://todoslosrostros.blogspot.com.es/2015/02/canuto-pedro-marcos-centenera-la.html


No olvidaremos jamás esos tiempos de hieráticos himnos, Imperios por aquí y por allá, brazos enhiestos a la romana y joseantonios presentes en perpetuos homenajes al ausente.
 http://todoslosrostros.blogspot.com.es/2015/02/no-olvidaremos-jamas-esos-tiempos-de.html



Republicanos y antifranquistas convertidos en Esclavos. http://todoslosrostros.blogspot.com.es/2008/09/los-batallones-disciplinarios-de.html


¿Fueron asesinados después de desescombrar los sotanos del Alcázar?
http://todoslosrostros.blogspot.com.es/2015/04/fueron-asesinados-despues-de.html

Presos políticos trabajando como forzados en talleres penitenciarios franquistas. http://todoslosrostros.blogspot.com.es/2015/01/presos-politicos-trabajando-forzados-en.html


Hoy rescato sólo una imagen antigua y una historia recuperada, que han circulado profusamente durante los últimos años entre los medios y los círculos memorialistas. Pertenecen al destacamento penal que los franquistas ubicaron  a un kilómetro y medio de Bustarviejo, en la sierra norte de Madrid. Allí, en medio de una soledad espeluznante, entre el roquedal y al pie de unos cerros petreos, mortalmente gélidos en invierno y áridos y estériles en verano, allí el penal de Bustarviejo se constituyó para utilizar la mano de obra esclava republicana con el propósito de terminar la construcción de la vía Madrid-Burgos y de la infraestructura auxiliar que era precisa para que el ferrocarril pudiera unir ambos terminales.

 

Presos republicanos del destacamento penal de Bustarviejo junto a sus barracones.

Así, los franquistas con el auxilio del Patronato para la Redención de Penas y bajo la dirección de la empresa adjudicataria Hermanos Nicolás Gómez, gozaron del inmoral privilegio de forzar bajo vigilancia armada el trabajo de seres humanos libres en 9 destacamentos penales que se distribuyeron entre Chamartín y Garganta de los Montes. Los cientos de presos republicanos que por ellos pasaron construyeron dos túneles de 400 y 250 metros, un impresionante viaducto de casi 30 metros de altura y una estación de tren a las afueras del pueblo. Las condiciones de trabajo y subsistencia eran durísimas, pero aunque la vigilancia era omnipresente y no en exceso rigurosa, ningún preso se escapó del penal.

 

 Estación de tren de Bustarviejo, construída por presos republicanos.


Viaducto de la línea ferrea Madrid-Burgos cerca de Bustarviejo, construído por presos republianos.

Podría pensarse que era su deseo de redimir pena y de canjear 1 día de trabajo por 2 de condena lo que allí les retenía, pero no era así. Por toda la extensión de las laderas de los cerros circundantes, casi hasta su cumbre, se prodigaban decenas y decenas de miserables cabañas y paupérrimas chozas de material de desecho construidas por los familiares de los presos, que aprovechaban las alturas para tener a la vista a su familiar prisionero y saludarlo desde la lejanía y para sobrevivir precariamente en aquellos terribles años de espantosa hambre vivida por los perdedores y sus familias, con el minúsculo porcentaje que el Patronato entregaba al prisionero después de que la empresa contratista abonara por su trabajo forzado una ínfima paga, en su mayor parte retenida por los sicarios de Pérez del Pulgar. El temor a que la familia, allí presente, fuera represaliada aún más por una hipotética fuga y la imposiblidad de escapar de un país convertido en su totalidad en una inmensa prisión retenía en Bustarviejo a los hombres. Y muchos de ellos padecieron allí el quinario durante casi una década, entre 1944 y 1952.

Con los años y el abandono tras el cierre del penal, los Barracones --así conocidos entre los vecinos del pueblo-- cayeron en la más desolada ruina, pero
en 2009 y gracias a una enmienda que propuso Gaspar Llamazares a los Presupuestos Generales del Estado, se destinaron 150.000 euros para la restauración de los edificios principales del Destacamento. El 29 de junio de 2013 fueron inauguradas las obras de restauración y la conversión de las instalaciones penales de Bustarviejo en un sencillo pero esclarecedor pequeño centro de interpretación del trabajo forzado franquista y de su repercusión en las vidas de decenas de miles de hombres y mujeres, condenados a convertirse en esclavos de los asesinos que mataron a sus hermanos,  a sus padres,  a sus amigos, a sus camaradas.

 

Vaya para ellos también nuestro homenaje más solidario y sincero.


Estado actual tras la rehabilitación impulsada por IU y Gaspar Llamazares

Fotografías: ruego que aquellos depositarios de derechos que consideren que la mención a la fuente de su imagen ha sido obviada, me lo hagan saber (paco.de.jerez@gmail.com). Por lo demás, la mayoría de las fotografías proceden de auschwitzlacrueldadhumana.blogspot.com.es, y de sitios tales como cronicanorte.es, publico.es, republicano14.rssing.com, etc...

martes, 30 de junio de 2015

En Ondarreta fueron exterminados 600 republicanos vascos: La Memoria al servicio de la Justicia. Día 181

Hablaba ayer de la reescritura espuria de la Historia. Y también de su liquidación y destrucción. ¿Qué hubiéramos hecho hoy los demócratas del XXI si 200 personas hubieran sido asesinadas a la vez ahí junto a nosotros, a nuestra misma vera? Monumentos, homenajes, glorietas con bosques de árboles postumos recordando a los ausentes, efémerides... Justificadamente, la sociedad y el Estado que la articula hubieran aprovechado cada instante para extraer lecciones éticas con las que educar a los coetáneos e informar a las generaciones futuras sobre las causas de tamaña mortandad. Como contraste ante esta reprobación actual de la violencia, esa misma sociedad, amedrentada y aterrorizada --no era para menos--  guardó silencio hace 70 años ante el asesinato de 200.000 de sus ciudadanos. Las cárceles físicas que crearon los asesinos secuestraron a tres veces esa cantidad de hombres y mujeres que eran y debieran haberse sentido libres. Y la cárcel espiritual, poblada de pesadillas, uniformes y mosquetones, exterminó los espíritus y anuló los derechos civiles, económicos y políticos de millones de oprimidos bajo la aplastante bota del fascismo al menos hasta 1978. Pero muchos de los hijos y nietos de los oprimidos perdieron por siempre la memoria de la muerte que habitó entre nosotros y fueron dulcificando el recuerdo de su Maldad. Fosas ignotas para ocultar tantos cadáveres, liberaciones condicionales paulatinas, autarquía mental, el imperio del silencio, el cierre de los campos primero y las cárceles después y su derribo y demolición consiguieron que una inconsciente, frívola e irrespetuosa Desmemoria campara por sus respetos.

Tal fue el caso en San Sebastián de la cárcel de Ondarreta. Abierta el 7 de febrero de 1890 y convertida en cárcel provincial, en su interior se mezclaron durante décadas presos comunes, políticos y sociales, pero fue sobre todo a partir de 1936 con la caída de Donosti cuando miles de personas fueron allí encarceladas por los franquistas. Ondarreta fue campo de exterminio sistematizado por los franquistas hasta su cierre en 1948 y posterior demolición y destrucción. Los reclusos que en esa fecha albergaba fueron trasladados a la cárcel de Martutene, recién inaugurada.

Hoy, en el lugar donde estuvo situada el penal, frente al club de tenis, junto a la rampa que baja a la playa, alfombrada la arena de antiguos escombros del sanguinario penal, sólo unos pocos recuerdan aún los nombres y el ejemplo de los que allí fueron torturados y asesinados. La Sociedad de Ciencias Aranzadi, el Ayuntamiento de San Sebastián, el Gobierno Vasco y el escritor Iñaki Egaña se afanan aún en refrescar memorias e impedir olvidos. Pero en las arenas de la playa, entre tanto bañista incómodo por tanta viejas piedras, ya nadie parece saber que un poco más arriba, allá donde nadie mira, estaba la cárcel de Ondarreta, lugar en el que fueron asesinados 600 presos republicanos vascos.
 
Un grupo de presos sale de la cárcel de Ondarreta en 1942. Fuente: EL PAIS / kutxateka / fondo paco marí

lunes, 29 de junio de 2015

Los rostros de 6 españoles juzgados y 2 ejecutados ahorcados por colaborar con los nazis en Mauthausen/Gusen y Francia: La Memoria al servicio de la Justicia. Día 180

En nuestra condición de víctimas primordiales de la manipulación, quizás seamos los españoles los europeos más conscientes de cómo la Verdad oficial es dictada por los vencedores. Y si entre esos españoles se encuentran también algunos lectores de Orwell, son éstos quienes mas certeramente perciben --merced a su inmersión en "1984"-- que la Historia oficial la reescriben los poderosos, manipulando y destruyendo libros, fotografías y periódicos para hacer coincidir la reminiscencia del pasado con la versión oficial de la Historia impuesta por la inteligenzza del Estado. Así fue en este solar patrio de recias raigambres (¡menuda jerga cuartelera!) y también en todo el orbe. La liquidación a mansalva de más de 200.000 opositores, el encarcelamiento de más de medio millón y el exterminio de la intelectualidad y del pensamiento libre forzando su desaparición o su exilio permitió a los fascistas liquidar la memoria del pasado, reconstruir los recuerdos y urdir fantasías sobre delitos ajenos y méritos propios que justificaran los crímenes de lesa Humanidad que cometieron los traidores armados al servicio de la oligarquía.

¿Y qué ocurrió en el teatro bélico de Europa? La victoria de los aliados sobre los bárbaros nazis expuso a la curiosidad pública y al espanto universal las atrocidades cometidas por los salvajes hitlerianos y por sus aliados de todo pelaje, incluídos Franco, su Falange Española, sus militares africanistas y demás subgéneros.


Todas estas imágenes han sido tomadas en Mauthausen. En ellas vemos fundamentalmente seres humanos, personas inermes, yertas, exterminadas por alimañas. Muchos de los que aquí contemplas son españoles, declarados por el asesino Franco como apátridas y liquidables por su compadre Hitler. Y a fe mía que el austriaco se tomó el encargo del hispano al pie de la letra.

En Nüremberg, Dachau y en mil tribunales y patíbulos dispersos por el continente se sucedieron decenas de miles de actos de justicia, que condenaron a penas muy diversas a los ejecutores y a los padres intelectuales de la barbarie. En la mayoría de los casos, los y las responsables de los desmanes vividos en Dachau, Auschwitz o Mauthausen, por ejemplo, fueron apresados durante los años 1945 y 1946, juzgados y para escarmiento de generaciones futuras, ejecutados o penados con sentencias de por vida o por varias décadas.



Juicio a los responsables de Mauthausen
 
El destino de los guardianes de Mauthausen fue aleccionador, casi edificante:


Hans Altfuldisch : Pena de muerte ejecutada el 28 Mayo 1947.
Stefan Barczey : Pena de muerte ejecutada el 27 Mayo 1947.
Karl Billmann : Pena de muerte conmutada por prisión perpetua. August Blei : Pena de muerte ejecutada el 28 Mayo 1947.
Willy Brünning : Pena de muerte ejecutada el 27 Mayo 1947.
Michael Cserny : Prisión perpetua.
Hans Diehl : Pena de muerte ejecutada el 28 Mayo 1947.
Ludwig Dörr : Pena de muerte conmutada por prisión perpetua.
Otto Drabeck : Pena de muerte ejecutada el 27 Mayo 1947.
 
Willy Eckert : Pena de muerte ejecutada el 27 Mayo 1947. 
August Eigruber : Pena de muerte ejecutada el 28 Mayo 1947.
Heinrich Eocene : Pena de muerte ejecutada el 28 Mayo 1947. 
SS Dr Friedrich - Karl Entress : Pena de muerte ejecutada el 28 Mayo 1947.
Kapo Rudolf Fiegl : Pena de muerte ejecutada el 27 Mayo 1947. 
Heinrich Fitschok : Pena de muerte ejecutada el 27 Mayo 1947.
Kapo Willy Frey :  Pena de muerte ejecutada el  28 Mayo 1947.
Heinrich Giese : Pena de muerte conmutada por prisión perpetua.
Georg Gössl : Pena de muerte ejecutada el 27 Mayo 1947. 
Werner Grahn : Pena de muerte ejecutada el 28 Mayo 1947.
Johannes Grimm : Pena de muerte ejecutada el 28 Mayo 1947.
Herbert Grzybowski : Pena de muerte conmutada por prisión perpetua. 
Paul Gützlaff : Prisión perpetua.
Heinrich Häger : Pena de muerte ejecutada el  27 Mayo 1947.
 
Hans Hegenscheidt : Pena de muerte ejecutada el  27 Mayo 1947. 
Wilhelm Henkel : Pena de muerte ejecutada el 28 Mayo 1947. 
Walter Höhler : Pena de muerte conmutada por prisión perpetua.
Franz Huber : Pena de muerte ejecutada el 28 Mayo 1947.
SS Dr Willy Jobst : Pena de muerte ejecutada el 28 Mayo 1947.
Paul Kaiser : Pena de muerte ejecutada el 28 Mayo 1947.
Anton Kaufmann : Pena de muerte ejecutada el 27 Mayo 1947.
Franz Kautny : Pena de muerte ejecutada el 27 Mayo 1947. 
Kurt Keilwitz : Pena de muerte ejecutada el 27 Mayo 1947.
Kaspar Klimowitsch : Pena de muerte ejecutada el 28 Mayo 1947.
Viktor Korger : Pena de muerte conmutada por prisión perpetua.
SS Dr Eduard Krebsbach : Pena de muerte ejecutada el 28 Mayo 1947.
Gustav Kreindl : Pena de muerte ejecutada el 27 Mayo 1947.
Ferdinand Lappert : Pena de muerte conmutada por prisión perpetua.
Josef Leeb : Pena de muerte ejecutada el 27 Mayo 1947.
Julius Ludolf : Pena de muerte ejecutada el 28 Mayo 1947. 
Wilhelm Mack : Pena de muerte conmutada por prisión perpetua.
Josef Mayoer : Prisión perpetua. 
Erich Meissner : Pena de muerte ejecutada el 27 Mayo 1947. 
Emil Müller : Pena de muerte ejecutada el 28 Mayo 1947. 
Wilhelm Müller : Pena de muerte ejecutada el 28 Mayo 1947.
Rudolf Mynzak : Pena de muerte ejecutada el 27 Mayo 1947.
Josef Niedermayoer : Pena de muerte ejecutada el  28 Mayo 1947. 
Vincenz Nohel : Pena de muerte ejecutada el 27 Mayo 1947. 
Theophil Priebei : Pena de muerte ejecutada el 27 Mayo 1947. 
Hermann Pribyll : Pena de muerte ejecutada el 28 Mayo 1947.
Josef Riedler : Pena de muerte ejecutada el 27 Mayo 1947.
Adolf Rutka : Pena de muerte conmutada por prisión perpetua. 
Thomas Sigmund : Pena de muerte ejecutada el 27 Mayo 1947.
Hans Spatzenneger : Pena de muerte ejecutada el 27 Mayo 1947.
Otto Striegel : Pena de muerte ejecutada el 20 June 1947.
Karl Struller : Pena de muerte ejecutada el 28 Mayo 1947. 
Leopold Trauner : Pena de muerte ejecutada el 27 Mayo 1947. 
Andreas Trumm : Pena de muerte ejecutada el  28 Mayo 1947. 
SS Dr Erich Wasitzky (Wasicky) : Pena de muerte ejecutada el 28 Mayo 1947.
SS Dr Waldemar Wolter : Pena de muerte ejecutada el 28 Mayo 1947. 
Viktor Zoller : Pena de muerte ejecutada el 28 Mayo 1947.
Adolf Zutter : Pena de muerte ejecutada el 27 Mayo 1947.

Estos actos de justicia tendieron a ser recomendables y ejemplarizantes, pero en muchos casos se resumieron en absoluciones o condenas casi ridículas, rebajadas o conmutadas al cabo de pocos años, como las de Krupp, Dönitz, Speer, von Pappen y otros grandes jerarcas.

Pero también hubo muchos que fueron injustamente incriminados, negligentemente juzgados e injustificadamente condenados, por errores de procedimiento o por estar basadas las acusaciones en falsedades o supuestas culpabilidades cuestionables. Tal fue el caso de un presunto colaboracionista español en Francia y de cinco presos republicanos españoles de Mauthausen, apresados por los aliados al acabar la guerra. Sus filiaciones fueron las de José Palleja, Indalecio González González, Laureano Navas García, Moisés Fernández Pascual, Joaquín Espinosa Muñoz y Domingo Félez Burriel y su historia estuvo unida durante más de una década por su fidelidad a la República y por los sinsabores, algunos letales, que esta lealtad les ocasionó.



Los cinco españoles de Gusen/Mauthausen

El primero, el catalán José Palleja (conocido por El Negus) había sido acusado por el resistente Jean Laffitte de mil y un delitos por los que compareció ante un tribunal militar en Toulouse el 11 de marzo de 1947.

El asturiano Indalecio González González era de La Franca (Ribadedeva). Antes de ser capitán en el Ejército republicano y de ser capturado por los alemanes en la Francia derrotada de 1940, Indalecio, apodado "Asturias", había sido minero en España y «quizá por eso [los nazis] le pusieron al frente del comando encargado de abrir los túneles para hacer una fábrica de aviones». Aparentemente y según la declaración de testigos, en Gusen, campo auxiliar de Mauthausen, Indalecio fue nombrado jefe de 14 kapos principales, entre 40 y 50 kapos asistentes y 1.600 presos. «Un testigo señala que golpeaba a los presos con los puños, un garrote y una manguera; que a principios de 1945 golpeó a un preso francés hasta la muerte. Otro, que vio al acusado pegar a un preso polaco hasta que murió, que vio cómo el cuerpo era llevado hasta el crematorio; que siete presos fueron asesinados en 1944 al ser arrojados a una letrina llena de excrementos; que vio al acusado empujar a dos de las víctimas y extraer todos los cuerpos al otro día. Un tercer testigo indica que en septiembre u octubre de 1944 le vio golpear hasta la muerte a un preso llamado Zyrlich, y cómo mataba a un preso polaco con una estaca. Otro testigo le vio matar a un preso judío polaco con una pala», reseñaba el fiscal en su escrito de acusación.

Por su parte, Laureano Navas, de Nava de Quirós, había sido estudiante de Química en Oviedo, había militado en el EPR y tras la derrota y la Retirada, había llegado a teniente del Ejército francés. Fue acusado de crímenes cometidos en Mauthausen y Gusen.

Domingo Félez (en otros textos conocido como Féliz Domingo Burriel, El Loco), turolense y aragonés de Alcorisa, había supervivido a las batallas en aquellas batallas españolas, pudiendo escapar a Francia, pero fue apresado y recluido por los nazis durante más de cuatro años. Su oficio  y destino como kapo de cocina (falso) en Gusen y como barbero en Wierner-Neudorft fue determinante para ser acusado de colaborador de los nazis y de participar en la selección de 180 presos para las cámaras de gas fue determinante para ser inculpado.



Laureano Navas, fotografiado en 1938

También Moisés Fernández Pascual fue acusado de crímenes cometidos en el Hauptlager, Gusen y Steyr
 

Por último, Joaquín Espinosa Muñoz fue imputado por crímenes aparentemente cometidos en Ebensee.

Los seis dieron con sus huesos en las cárceles, fueron juzgados y condenados. Jose Palleja, a muerte, sentencia que fue cumplidamente ejecutada. Indalecio González fue condenado a muerte en uno de los juicios celebrados en Dachau por los norteamericanos entre noviembre de 1945 y agosto de 1948. En febrero de 1949 fue ahorcado en la fortaleza de Landsberg. Laureano fue condenado a cadena perpetua, pero su caso fue revisado en 1948 y su pena fue conmutada por seis años al demostrarse la no fiabilidad de sus acusadores. Félix Domingo (Domingo Félez) fue primero condenado a dos años de prisión y después absuelto.  Moisés Fernández Pascual recibió una condena de veinte años (otras fuentes dice que a quince). Y Joaquín Espinosa Muñoz fue condenado a tres años.

Pero con el transcurso de los años, la Verdad reverenciada impuesta por los vencedores, la Historia incuestionada reescrita por los poderosos demostró tener fisuras o ser incluso contraria a la realidad y a la Justicia. Ya de partida, "el tribunal militar en Dachau estableció un principio conocido como "apreciaciones especiales" por el cual el personal de Mauthausen, cualquiera fuera su cargo u oficio, era considerado culpable de cometer crímenes de guerra. Un principio que violaba el derecho a la presunción de la inocencia e igualaba la carga penal de un SS a la del resto del personal del campo", fuera barbero o pinche de cocina. Además, y a diferencia de los acusados nazis, que recibieron alojamientos cómodos, buena alimentación y contaron con la asistencia de intérpretes y letrados de defensa a libre voluntad, los españoles de Gusen/Mauthausen fueron apartados y maltratados, no tuvieron intérprete alguno a su disposición, sus defensas fueron negligentes y fueron identificados y acusados por testigos profesionales de una manera ambigua y difusa, testigos que además eran mantenidos a sueldo e incentivados con alojamientos dispendiosos por los acusadores estadounidenses. Y para más inri, en el caso de Indalecio González, el cual "sólo reconocía haber golpeado a algún preso con las manos, por robar, otros testigos como Schulz, Weithofer y Kansmayer indicaron que nunca le habían visto golpear a nadie, aunque uno de ellos sí dijo que otros presos lo comentaban".

Y así, se concluía que los supuestos crímenes de González nunca fueron demostrados, como tampoco los de los demás presos españoles. Sin embargo, González fue condenado a morir en la horca. Para impedirlo, ministros y políticos de la República en el exilio, la Liga de los Derechos del Hombre, un pastor protestante, un abogado alemán y un ministro guatemalteco pidieron clemencia al general Lucius Clay, gobernador estadounidense de Alemania. La esposa de González, con la que tenía un hijo pequeño, llegó a escribir al presidente Truman. Pero no sirvió de nada. Indalecio González González fue ahorcado el 2 de febrero de 1949, en el mismo castillo, prisión militar, en el que Hitler escribio enclaustrado su terrible "Mein Kamp".

Indalecio González González, instantes antes de ser ahorcado por sus acusadores e injustos jueces norteamericanos.

En 2010, un superviviente valenciano de Mauthausen, Luis Estañ (¿Estany?), ya fallecido, aseguró que González le había salvado la vida al apartarle de un grupo de presos que fueron arrojados a un barranco por los SS.
 
Post scriptum: Espero que sepáis disculparme por no hacer más juicios de valor y no indagar aún más. Todo lo que rodea esta historia, sus textos y sus fotos, me repugna y al escribirla es inevitable salir tocado por su horror. Muchos de los datos proceden de La Nueva España lne.es, sobre un artículo publicado para ilustrar la obra centrada en los españoles juzgados tras el holocusto, de la socióloga y periodista venezolana de origen español Laura S. Leret, nieta del capitán de aviación Virgilio Leret, el primer oficial republicano fusilado por los franquistas en julio del 36 en Melilla. He aportado datos procedentes del libro del historiador David W. Pike, «Españoles en el Holocausto». La fuente de otros textos y fotografías es diversa, si bien en general proceden de EL PAIS, elholocausto.net, forosegundaguerra.com, memoriablau.foros.ws y nodo50.org/despage/Nuestra%20Historia/exilio/Domingo%20Felez/domingo_felez.htm.