Siguen este blog

domingo, 26 de julio de 2015

Los encerraron en un sótano sin ventanas a pan y agua. Dos veces al día les sacaban de uno en uno y les castigaban. Pero los presos abrieron un hueco en la madera del techo del sótano y les pasaban comida: La Memoria al servicio de la Justicia. Día 207


En Gando, Gran Canaria, “la fuga más espectacular se produjo en julio de 1938, fecha en la que cuatro presos logran escaparse: Francisco Herrera Araneta, capitán de puerto de Santa Cruz de La Palma, Angel Tristán, periodista y los palmeros Antonio Tejera y Facundo Fernández Canseca”.

“Aprovecharon una circunstancia muy favorable. Dos o tres veces a la semana salían retenes de presos con un oficial para recoger leña y maderas en los barrancos del sur de la isla  y utilizarlos como combustible. Eran tres, cuatro o cinco presos con un sargento o brigada y escolta. Un brigada trataba bien a los presos y éste es el que se encargaba habitualmente de llevar a los presos. Salían a primeras horas de la tarde y volvían por la noche. El trato se iba aflojando e incluso se tomaban café en ventas rurales. Los conjurados reunieron entre ellos seiscientas pesetas. Al entrar en un café le suministraron en la bebida un luminal en polvo que dejó al brigada grogy. Fueron a una playa entre Gando y Arinaga y consiguieron que unos pescadores les dejaran un bote con una vela latina y se embarcaron con un saco de gofio, latas de sardina y barril de agua. En julio soplaban los vientos del sudeste que eran propicios para ir a África. Estos tenían una hoja de África de un atlas que habían arrancado de un libro. Pero en plena navegación pierden de vista el Faro de Maspalomas y el bote hace agua, por lo que deciden regresar y entregarse. Las consecuencias de la fuga la sufrieron no sólo los protagonistas sino todos los internos. Se acentuó la vigilancia y la rigidez en el trato. A los siete días les devuelven al Campo acompañados de guardias civiles. Ropas deshechas, barbudos, sucios, derrotados físicamente... Reunen a los 1.500 presos y les dan una arenga amenazándoles. A los cuatro encerraron en un sótano sin ventanas a pan y agua.  Dos veces al día les sacaban de uno en uno y les castigaban. Pero los demás presos abrieron un hueco en la madera del techo del sótano y les pasaban comida”.

”Ángel Tristán estuvo un año más en Prisión y perdió los beneficios de la rebaja de pena. Estuvo preso un total de siete años y medio. Facundo estuvo preso un par de años y fue trasladado a La Palma. Araneta y Tejera, nueve años, parte de ellos en La Palma”.


Los golpistas transformaron el antiguo Lazareto de Gando en terrible campo de concentración y nefando lugar de exterminio. Fuente: http://www.tamaimos.com


Republicanos presos en el campo de concentración de Gando, Gran Canaria. Fuente: www.eldiario.es. 



Republicanos presos en el campo de concentración de Gando, Gran Canaria, obligados a saludar a la romana ante sus verdugos armados. Fuente: www.eldiario.es.
Republicanos presos en el campo de concentración de Gando, Gran Canaria, durante un reparto --propagandístico y ante las cámaras-- del rancho. Fuente: www.eldiario.es.

El texto entrecomillado procede de la ponencia "Los campos de concentración en Canarias (1936-1945)" (ver http://centresderecerca.uab.cat/cefid/sites/centresderecerca.uab.cat.cefid/files/comuniII-1.pdf) presentada por Salvador González Vázquez y Sergio Millares Cantero al Congreso Els camps de concentració durant la guerra civil i el franquisme, celebrado en el Museu d'Història de Catalunya Barcelona, 2002.

No hay comentarios: