Siguen este blog

miércoles, 20 de mayo de 2015

Pelotón, tiro en la nuca y se acabó... Por imbécil, por incauto, por desposeido, por proletario, por masón, por rojo, por izquierdista: La Memoria al servicio de la Justicia. Día 140

Os hemos obligado a tirar los naranjeros y las granadas, os hemos quitado los galones y las guerreras, os hemos robado los capotes y os hemos conducido a punta de cañón a los camiones que os llevarán a los campos de concentración. Alguno de entre nosotros hay que sabe lo que en realidad sois y la justicia de lo que defendéis, pero la mayoría de nosotros abusamos de nuestra fuerza y os intimidamos con el dedo sobre el gatillo de nuestras armas amartilladas, mientras os preparamos para la clasificación final y para la remisión a vuestra ciudad de origen, para que allí decidan la magnitud de vuestros crímenes. Sabemos que en vuestro pueblo os acusaran de las mayores barbaridades imaginadas: improvisados jueces de un ilegal consejo de guerra carente de dignidad y autoridad os condenarán por haber quemado conventos, violado monjas, destruído imágenes sagradas, mancillado las formas consagradas del Santísimo, asesinado clérigos... A esos, los mataremos. Pelotón, tiro en la nuca y se acabó. Y a aquel cuya culpa consista en tener un simple carnet de un sindicato o de un partido, a ese le meteremos 20 años y un día. Por imbécil, por incauto, por desposeido, por proletario, por masón, por rojo, por izquierdista...

Fuente de la imagen: postureocantabro.com