Siguen este blog

jueves, 29 de enero de 2015

Un millón de historias que morirán sin ser contadas: La Memoria al servicio de la Justicia. Día 29

En esta instantánea que publica el diario asturiano La Nueva España vemos a un grupo de prisioneros republicanos antifranquistas del barrio de La Calzada, de Gijón, fotografiados en el penal de El Puerto de Santa María, Cádiz, probablemente con ocasión de la humillante fiesta de la patrona de los reclusos, la Virgen de la Merced del 24 de septiembre de 1940. La imagen fue cedida al periódico por Aquilino Fanjul, que aparece en la última fila, al fondo y con boina, el primero por la derecha. La mirada desafiante de Aquilino, el rostro esperanzado de algunos presos y la tristeza que se adivina en las facciones de otros me suscitan muchas preguntas, creo que irresolubles para siempre. ¿Quiénes eran? ¿Cómo llegaron al Puerto? Muchos son jóvenes, casi niños. ¿Qué delitos imaginados cometieron, según sus ilegales verdugos? ¿Sobrevivieron tras posar para esta prueba de vida que seguro hicieron llegar a los suyos, aunque con gran dificultad? ¿Cuántos años permanecieron secuestrados por los fascistas? ¿Consiguieron volver a Asturias? ¿Aniquilaron los asesinos sus espíritus y lograron doblegar sus voluntades? Millones de preguntas sin respuesta, millones de vidas que nunca serán relatadas, millones de historias que terminaron para siempre sin llegar a ser contadas, porque la maldad y la injusticia se ocupó de exterminar su futuro. Pero mientras podamos, algunos seguiremos dando testimonio por aquellos que fueron silenciados. Ese es el empeño de TODOS LOS ROSTROS desde hace siete años.


1 comentario:

Turno Sa dijo...

Me parece que el segundo a la izquierda de la segunda fila empezando por abajo es mi tio abuelo, Aquilino Fernandez Roces, que fué consejero de comunicaciones en el Consejo Soberano de Asturias. Lo fusilaron en Oviedo poco tiempo después. A lo mejor no es, pero por otras fotos que hay, por el año y la situación... Impresionante.