Siguen este blog

miércoles, 1 de abril de 2009

¡¡Ya es hora de saldar deudas con los vencidos!!


-->
Día 8 de marzo de 1844: Tras la traición del capitán de carabineros Juan Martín “El Empecinado”, fracasa en Alicante un levantamiento contra el conservadurismo del otrora liberal Espartero. En el Malecón --junto a la Porta de la Mar-- y en la pedanía de Villafranqueza de la ciudad, son fusilados el coronel de caballería Pantaleón Boné y treinta de sus hombres, quienes en nombre de la Libertad, en pos de un ideal y con la adhesión del pueblo de Alicante, se habían rebelado contra la asfixiante autoridad del Regente, en demanda de mejoras políticas, sociales y económicas.

Día 8 de marzo de 1907: Tras continuos y sucesivos monumentos provisionales elevados en recuerdo a los fusilados del 8 de marzo, el pueblo de Alicante erige emocionado en esta fecha un monumento conmemorativo como agradecimiento al coronel Boné y a sus compañeros de ejecución. Obra del escultor Vicente Bañuls, el “Monumento a los Mártires por la Libertad se sitúa al final del paseo que oficialmente venía denominándose “de los Mártires” desde hacía ya 50 años. La ciudad, además, homenajea a Boné rotulando con su nombre una calle ubicada en las faldas del Castillo de Santa Bárbara y celebrando anual y públicamente en honor a los ejecutados un acto cívico y una misa en San Nicolás.

Día 1 de abril de 1939: Puerto de Alicante. El sol está bajo sobre el horizonte. Tomando su posición como referencia y comparándola con los muelles actuales, podríamos deducir de la instantánea, que fue tomada cuando la hora solar se encontraba entre las seis y las siete de la tarde y que en consecuencia podríamos estar --astronómica y simbólicamente-- contemplando un crepúsculo, el del astro rey y el de un régimen constitucional.


-->
El fotógrafo se habría situado en alguna de las primeras plantas de la Casa Carbonell y en su enfoque se aprecia claramente la concentración de tropas italianas apostadas en lo que en aquel entonces todavía era el final del Paseo de los Mártires, junto al Malecón. Algunos cascos brillantes se perciben entre los fascistas del Cuerpo Expedicionario Italiano CTV, los cuales aparecen en formaciones irregulares. Los pelotones rodean la base del decapitado Monumento a los Mártires por la Libertad del 8 de marzo. Algunas armas y otras impedimentas se apoyan en su base. Todos miran hacia el Malecón, incluyendo alguna aislada pieza de artillería. Allí, tras un caótico rebujo de abandonados vehículos, más que verse, se adivina entre las humaredas de las fogatas de los huidos una confusa masa humana. Son los entre 15 y 20.000 republicanos que se habían refugiado en la estrechura del muelle a la espera –vana-- de que alguno de los numerosos barcos tantas veces prometidos se aproximaran al puerto para embarcar hacia cualquier lugar en busca de la salvación. Tras la dolorosa agonía, la II República Española exhala su último estertor y muere miserablemente en los muelles de Alicante, abandonada por las democracias occidentales y por la Unión Soviética y despedazada por las dictaduras fascista, nazi y franquista.

Día 1 de abril de 2009: Hace 70 años que los franquistas vencedores en la traidora guerra eliminaron el nombre del Paseo de los Mártires, recuperando el antiguo de Explanada de España. También la denominación de la calle del heroico Pantaleón Boné se suprimió, pasando a llamarse con el nombre del franquista José Martínez de Velasco, denominación que aún ostenta. Igualmente, la Calle del Ocho de Marzo perdió su dedicación y pasó a conocerse como de José Serra Lloret. El decapitado Monumento a los Mártires fue derruido. Los actos conmemorativos, suprimidos, y el recuerdo de los héroes por la libertad de 1844 perseguido y olvidado.

Hoy, 70 años después de la victoria de los genocidas y de la derrota de la Libertad y 165 años después del martirio de los liberales de Alicante --que a la vista del presente, se nos antoja inútil--, una parte del pueblo de Alicante, la más digna, la menos desmemoriada, intenta restañar las heridas, ayudar a cicatrizarlas y recuperar la memoria, el ejemplo y los ideales de todos aquellos que dieron su vida y su libertad por la Libertad. Que después de tanto afán y a pesar de los esfuerzos de la Comisión Cívica para la Recuperación de la Memoria Histórica de Alicante, el Ayuntamiento de la ciudad se niegue a suprimir las denominaciones franquistas de su callejero, impida la recuperación de sus más simbólicas y justas denominaciones y obstaculice la colocación de un monumento conmemorativo obra del universal Eusebio Sempere, es sólo una muestra más de que por las calles de Alicante, y por los salones del Consistorio, aún campean y resuenan las suelas claveteadas de las botas fascistas y franquistas de los asesinos de la Libertad.

-->-->

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué pena! Tanta gente sin esperanza, destruido su presente y su pasado... Yo nací mucho después de ese desastre, pero aun así no puedo evitar emocionarme y llorar por todos ellos, por su vida malgastada, por sus ideales robados. Nunca podremos devolverles tanto esfuerzo, tanta lucha.
Sé que es tarde ya, pero donde quiera que estén, aquí tienen mi reconocimiento emocionado. Sólo puedo decirles "gracias, gracias, gracias" por haberlo intentado.

Anónimo dijo...

Qué pena! Tanta gente sin esperanza, destruido su presente y su pasado... Yo nací mucho después de ese desastre, pero aun así no puedo evitar emocionarme y llorar por todos ellos, por su vida malgastada, por sus ideales robados. Nunca podremos devolverles tanto esfuerzo, tanta lucha.
Sé que es tarde ya, pero donde quiera que estén, aquí tienen mi reconocimiento emocionado. Sólo puedo decirles "gracias, gracias, gracias" por haberlo intentado.

paco_de_jerez@yahoo.es dijo...

Y gracias a tí, amig@ anonim@, porque 70 años después, sus ejemplos y sus ideas aún te siguen emocionando. Porque éstas aún siguen vivas y todavía forman parte de nuestros sueños de libertad, solidaridad e igualdad.